5 de septiembre de 2014

Pavlovas con fresas



Saben que me encanta del verano y del curso que hago cada año, los niños, son criaturas realmente fascinantes; de todo se sorprenden, nada les agobia -sólo los adultos- ja ja ja, todo lo disculpan, es fácil arrancarles una sonrisa y es maravilloso pasar tiempo con ellos.

Nos enseñan continuamente que hay que disfrutar cada momento aún cuando sólo haya pequeñas cosas, más bien, nos ayudan a comprender que es de eso, pequeñas cosas, que está compuesta la vida.

Gozar, reír, amar, la simplicidad y la sorpresa son factores no deberíamos de olvidar al volvernos adultos.

Una de tantas mañanas del verano hicimos una de mis recetas favoritas, pavlovas, quise compartirles un gran postre que representa  a la perfección esa sencillez, fragilidad en algunos aspectos pero a la vez esa grandeza y majestuosidad que vive en ellos.

La pavlova es así, una oda a mis personas favoritas en este mundo.

Ingredientes

4 claras de huevo a temperatura ambiente

1 taza de azúcar glass dividida en ¾ de taza y ¼ de taza

1 ½ cucharadita de  maicena

½ cucharadita de vinagre blanco

 Para la crema de vainilla

¾ de taza de crema para batir fría

1 cucharadita de azúcar

½ cucharadita de vainilla

 Para la salsa de fresa

227g de fresas

1 cucharada de azúcar

Para decorar

Fresas

 Procedimiento

Para hacer los merengues

Poner las rejillas del horno en la mitad. Precalentar el horno a 177°C

Trazar 6 círculos de 6.35 cm sobre un papel estrella dejando entre una y otra 5cm de espacio. Poner en una charola de horno

En la batidora con el aditamento de globo batir las claras a velocidad media hasta que se formen picos suaves, como 4 minutos

Gradualmente agregar ¾ de taza de azúcar, batiendo hasta que se formen picos medios, como 3 minutos

Mezclar el ¼ de taza de azúcar restante y la maicena en un recipiente. Gradualmente  agregar la mezcla de azúcar-maicena al merengue batiendo continuamente hasta que se formen picos duros, como 2 minutos, agregar el vinagre y batir 1 minutos más. En total el tiempo de batido debe de ser de 10 minutos.

Dividir el merengue de igual manera entre los círculos, llenándolos por completo.

Hornear por 40 minutos sin abrir el horno

Apagar el horno y dejar los merengues con la puerta cerrada por otros 30 minutos.

Abrir un poco la puerta del horno y dejar los merengues enfriar hasta que casi estén secos, como 30 minutos.

Para hacer la crema de vainilla
Combinar la crema, azúcar y vainilla. Batir con la batidora hasta que se formen picos suaves.

Para la salsa de fresa
Licuar las fresas con el azúcar. Calentar el puré a fuego bajo hasta que se forme un jarabe, como 3 minutos.

Para montar las pavlovas

Dividir la crema de vainilla y poner en el centro de cada disco de merengue

Agregar la salsa de fresas y decorar con trozos de estos deliciosos frutos.




 

27 de agosto de 2014

Ensaimadas




Hace meses que no participaba en el reto de Daring Bakers, la verdad es que me lo había perdido, como siempre digo son un grupo estupendo de gente que sabe mucho de cocina y te proponen hacer cosas muy diferentes, aprendes muchísimo y pruebas un pedacito de cada país.

Hoy le tocó el turno a Swati, de  Zesty South Indian Kitchen, y nos compartió su receta de ensaimadas un gran producto de repostería española, de Mallorca, de masa de levadura. Buenísimo. Debo confesar que tengo que volver a repetir la receta pues a pesar de que el sabor era muy bueno, tuve el error de preparar tarde la masa y la deje levando, yo pensaba que se quedaría fuera toda la noche y que no habría problema pero alguien en mi familia metió la masa al refrigerador y los bollos quedaron un tanto compactos, no levaron debidamente y me imagino que esto restó en la textura del pan. Aún así buenísimos y una receta estupenda, gracias Swati por todo tu trabajo para  preparar este reto.

Ingredientes para la masa

2 1/2 tazas de harina 
7 grs de levadura seca activa
1/2 taza de agua caliente
1 huevo grande
1/2 cucharadita de sal
1/4 de taza de azúcar granulada
2 cucharadas de aceite de oliva
7 cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente
Azúcar glass para espolvorear al final
Aceite de canola para ponerle al recipiente donde se deje levar

Procedimiento

Poner la levadura y 1/2 cucharadita de azúcar, agregar agua tibia y dejar reposar por 5 minutos. La mezcla se volverá un poco espumosa.

Por otro lado en el bowl de la batidora mezclar azúcar, huevo y aceite de oliva. Después agregar harina, sal y la mezcla de levadura.

Amasar 6 minutos en la batidora con el gancho de masas o 10 minutos a manos si no se cuenta con batidora.

Pasar la masa a un recipiente untado con aceite y poner papel cling o una toalla, dejar reposar 2 hrs o hasta que doble su tamaño.


Pasado este tiempo sacar la masa y formar 4 bolitas iguales. Con la ayuda de un rodillo estirar cada bola en una rectángulo de 30X10 cm, poner un poco de aceite a la superficie donde se trabaje para que no se pegue.

Dividir la mantequilla en 4 porciones, untar una de las porciones en cada rectángulo hasta formar una capa delgada.

Con los dedos tratar de estirar más el rectángulo hasta que tome unas dimensiones de 40x18cm.

Enrollar la masa a lo largo y una vez que se tiene un rollo, enrollarlo hacia abajo dándole la forma de una concha de caracol.

Poner las ensaimadas sobre una charola de horno con papel estrella, taparlas con un trapo y dejar levar por otra hora.

Precalentar el horno a 180°C y hornear de 15-20 minutos. Las ensaimadas quedarán doraditas por encima.

Sacarlas, espolvorearlas con bastante azúcar glass y dejar enfriar en una rejilla de metal.

Listo, una estupenda receta para el desayuno, la merienda o por qué no, para los golosos como yo para el postre.

Espero la disfruten!!!

21 de agosto de 2014

Bombones sin termómetro para caramelo



Hace tan sólo unas semanas que mis niños se fueron de vacaciones y, aunque ya están de vuelta, este periodo me sirvió para reflexionar en lo mucho que los extrañé, en el placer que consiste abrazarlos y oír sus risas, aunque parezca extraño, los juguetes tirados y el barullo me hacían falta. Pienso que a veces he desperdiciado el tiempo y como no hay marcha atrás, a partir de ahora no quiero pasar más momentos frente a la computadora, teléfono o haciendo cosas intrascendentes en lugar de estar con ellos. En verdad quiero gozarlos al máximo, no parar de decirles que los amo y lo mucho que significan en mi vida. Parece trillado eso de que todo puede esperar menos el tiempo que pasamos con ellos pero es una realidad.

Les dejo hoy una receta especial para ellos, los peques de la casa. 

Esta receta no requiere como muchas otras de termómetro para caramelo, ni de medir grados, ni de complicación alguna, espero la disfruten


Bombones -16 piezas

Ingredientes

7g de grenetina

½ taza de agua fría

2 tazas de azúcar

2/3 de taza de jarabe de maíz (miel Karo)

1 cucharadita de vainilla

Colorante del color deseado, yo utilicé azul

Spray antiadherente

¼ de taza de azúcar glass

2 cucharadas de maicena


Procedimiento

Tener listo un refractario rociado con aceite en aerosol y con papel cling

En un recipiente pequeño espolvorear la gelatina sobre el agua y mover. Dejar reposar de 5-10 minutos

En una olla pequeña, combinar azúcar, jarabe de maíz y ¼  taza de agua.  Dejar hervir a fuego medio alto. Una vez que el azúcar empiece a hervir poner una alarma para 1 minuto. Una vez transcurrido quitarlo del fuego.

Empezar  a batir la gelatina a velocidad media y poner la mezcla caliente de azúcar por los lados del bowl de la batidora. Una vez combinados subir la velocidad de la batidora a alta. Continuar mezclando por 10 minutos. La mezcla se volverá blanca y esponjosa. Agregar la vainilla, batir por 2 minutos más.

Vaciar la mezcla al refractario (estará muy pegajosa). Agregar varias gotas de colorante del color deseado por la parte de arriba y con un palillo hacer ondas.

En un recipiente pequeño, mezclar azúcar glass y maicena. Espolvorear los bombones con esta mezcla y dejarlos reposar por 3 hrs.

Para cortarlos: poner boca abajo el refractario de los bombones sobre una tabla con la mezcla de azúcar glass-maicena. Rociar un cuchillo filoso con spray antiadherente, cortar en 16 cuadrados, rociar el cuchillo para cada corte.

Pasar los bombones por la mezcla de azúcar-maicena para que no estén pegajosos, con una brocha retirar el exceso de la misma

Los podrás guardar  en un tupperware cerrado hasta por 3 días. También los puedes congelar

 

 

 

18 de julio de 2014

Amantes del chocolate "La Rifa"




Creo que no hay cosa que me guste más que el chocolate, no se si es eso de las endorfinas, las conexiones eléctricas o que rayos sea, lo que se es que provoca en mi un placer inigualable.

El otro día vagando por Coyoacán vi un pequeño letrero que decía chocolates, como no teníamos nada mejor que hacer nos adentramos en un pequeño pasaje y llegamos a un lugarcito pequeño con un par de mesas, puros chavos jóvenes atendiendo y la verdad es que al sentarme nunca pensé que podría llevarme la sorpresa que me llevé, increíble, tienen un chocolate de agua del estado de Tabasco;  helado, intenso... suculento, sólo por él vale la pena la vuelta.

El lugar es muy curioso, te sirven en jícaras y tarros muy nuestros, los servilleteros son de peltre, venden una que otra pequeña artesanía linda, y su carta aunque compacta tiene plasmados los sabores que son el gancho que sin duda, te harán regresar: chalupitas de chapulines, tamales de chocolate, natillas de chocolate, en fin, se los dejo de tarea para probar.

 La cita es en la Rifa, en la calle de Ignacio Allende 45, Local 14, Col. del Carmen Coyoacán


 

27 de junio de 2014

Cree

 No dejemos de CREER que hay algo mejor, que siempre hay cosas nuevas por venir, que somos seres que podemos renovarnos día con día...



 

23 de junio de 2014

Paletas de coco y mango


Aunque los veranos en nuestro país son medio atípicos, llovizna, llueve y graniza, ja ja ja, también se nos apetece algo fresco.

Estas paletitas son fáciles, rápidas y muy saludables para que ahora que vienen las vacaciones deleites a los tuyos.

Ingredientes para 7 paletas
2 tazas de mango
1 lata de leche de coco (sin endulzar)
1 cucharadita de jengibre  fresco rallado
1/4 de cucharadita de cardamomo
3 cucharaditas de miel o 4 sobrecitos de stevia (endulza a tu gusto)
1 cucharadita de jugo de limón

Procedimiento
Combinar leche, jengibre y cardamomo y mezclar
En la licuadora poner el mango limón y un cucharadita de miel (puede ser un poco más si el mango no está dulce). Agregar 1/2 taza de leche de coco (yo deje el mango tal cual sin coco)
Llenar moldes de paleta con una cucharada de mango y congelar por 20 minutos
Agregar 2 cucharadas de la leche de coco, congelar por otros 20-30 minutos
Agregar otra cucharada de mango y dejar en el congelador de 5-6 horas
Cuando estés listo para comértelas, mete el molde de paleta en agua caliente por 30 segundos, así no te costará sacarlas.

Que lo disfrutes




 

21 de junio de 2014

Barritas de dátil y almendras



Hace un mes y pico inicié un sistema de limpieza de mi organismo por 21 días. Los expertos dicen que este es el tiempo que toma para una conducta volverse un hábito. Siento desilusionar a los expertos, los viejos hábitos, buenos o malos, resultan el puerto a volver los días que uno se siente cansado, los días no tan buenos. Aunque los 21 días transcurrieron sin tropiezo no puedo decir que no he pecado después de eso, por lo general sigo mi plan al pie de la letra pero no puedo negar que un par de veces me he dado un atracón de carbohidratos cuando ando de capa caída. A lo que voy es que no pasa nada si de repente tenemos tropiezos, el chiste de todo esto es levantarnos seguir y con ánimo renovado.

Les dejo con una receta que podría parecer un pecadillo pero es completamente saludable

Ingredientes

150 g de dátil
1/2 taza de arándanos
1 taza de almendras
1 1/2 tazas de alegría natural

Procedimiento

Poner en el procesador de alimentos el dátil, arándanos, almendras y mezclar hasta que sea una pasta,  ir agregando la alegría.

Formar bolitas o poner en un refractario con papel estrella y aplanar

Meter al refrigerador y dejar ahí un par de horas

Cortar en pequeños rectángulos

A disfrutar